Loading...
Menu

Logrando una Comunidad Apostólica


Logrando una Comunidad Apostólica

Todo lo que hemos aprendido acerca de lo que significa para los creyentes ser un pueblo apostólico (que significa: ser como la iglesia del Nuevo Testamento) puede resumirse en la forma en que nos relacionamos con Dios, y la forma en que nos relacionamos entre sí - y el último es tan importante como el anterior, sobre todo si vamos a madurar como hijos de Dios. Si un pueblo no tiene conocimiento de cómo caminar con sus líderes y sus hermanos, esto no es un pueblo apostólico, no importa cuántas personas ellos levantan de entre los muertos o cuánto profetizan. El hablar en lenguas, sanidades, y profecías son grandes regalos a la Iglesia, pero no son de ninguna manera pruebas de la gracia apostólica. En el pasado, asumimos erróneamente que si usted tiene la gracia apostólica, entonces tendría milagros, señales y prodigios, y dones; pero nos perdimos algo muy importante. Tener milagros o dones del Espíritu es una manifestación externa del Espíritu, pero no es una prueba de lo que hay en el interior. La verdadera gracia apostólica produce una vida interior. No es simplemente una cuestión de decidir recibir apóstoles y luego cambiar la estructura de la Iglesia para darles un lugar. Por el contrario, en el corazón del verdadero cristianismo Apostólico hay actitudes específicas, valores y relaciones del corazón. Estos valores son los que determinan si un grupo de personas son apostólicas (piensa como el Nuevo Testamento) o no.

  • ISBN: 9781370654185
  • Author: David Alley
  • Published: 2018-03-22 04:35:06
  • Words: 11311
Logrando una Comunidad Apostólica Logrando una Comunidad Apostólica